Habla mi corazón…

Al cursar EL DIPLOMADO DE INSTRUCTORA DE YOGA CON ENFOQUE ENERGÉTICO sensibilizó y ensambló mi mente, alma y cuerpo. EL APRENDIZAJE fue teórico (me quitó mitos e ideas erróneas, ahora sé realmente qué es el yoga y sus diferente ramas), fue práctico (al ritmo de cada estudiante), fue dinámico (en un santiamén pasaron los meses), 100% didáctico, claro, noble (el conocimiento es infinito y constante), consciente (sin lastimar, sin juzgar, sin competencias), subconsciente (más allá de la razón), transformador, renovador, inspirador… pero lo que más fue… FUE HUMANO porque nuestras MAESTRAS PAQUITA, SANDY, GEET, GUILLE, MITZI son EJEMPLOS HERMOSOS DE VIDA que nos enseñaron A VIVIR EL YOGA EN CADA INSTANTE DE NUESTRAS VIDAS; con ello, comprendí, observé, oí, respiré y SENTÍ ESTAR EN UNA NUEVA Y HERMOSA FAMILIA compuesta por mis profesores y mis compañeros (amigos).

MI ALMA LOS EXTRAÑARÁ MUCHO; sin embargo, ahora sé que EL CAMINO APENAS COMIENZA PARA TODOS… espero de corazón a corazón sepan que SEGUIREMOS UNIDOS POR EL YOGA y pronto nos encontraremos en nuestro NUEVO ANDAR…